Línea educativa

Nos encontramos en una etapa en la que nuestros niños experimentan grandes cambios en su evolución,es el momento en el que empiezan a explorar su entorno, a relacionarse con los demás y a utilizar estilos de comportamiento más autónomos.
Los primeros años de la vida Infantil constituyen un momento básico para potenciar el desarrollo global de los niños. De esta manera, nuestra labor diaria se centra en favorecer  la adquisición y el desarrollo de los primeros hábitos y actitudes.
Nos dedicaremos a atender el desarrollo del lenguaje, el conocimiento y progresivo conocimiento de su propio cuerpo, el juego y el movimiento, la convivencia con los demás, el descubrimiento de entorno, el desarrollo de sus capacidades sensoriales, el equilibrio, su afectividad, y adquisición de hábitos de vida saludables.
El juego es un elemento esencial para el desarrollo Infantil. Tiene gran importancia como actividad física liberadora de energía y para el equilibrio emocional. Contribuye al desarrollo del lenguaje y a la elaboración del pensamiento.
Cuidamos que las experiencias de nuestros pequeños sean ricas, estimulantes, satisfactorias en sí mismas, que fomenten cualidades como la atención, el respeto a los otros y la colaboración.
Las rutinas de la vida diaria marcarán la organización del tiempo que permanezcan los niños en el centro
, ya que la regularidad proporciona seguridad a los niños.